Fisioterapia Pediatrica

La fisioterapia pediátrica consiste en el tratamiento de cualquier afección durante la infancia, tanto aguda como crónica, que perturbe el desarrollo motor y, por tanto, limite el potencial para la independencia en la vida adulta.La fisioterapia aplicada en la edad pediátrica es una especialidad de la fisioterapia cuya formación requiere unos conocimientos y una práctica específicos.

Es una ciencia clínica en continua evolución. Los avances en las investigaciones relacionadas con la neurofisiología, la biomecánica, el control y el aprendizaje motor, el desarrollo de la habilidad del movimiento y la práctica psicomotriz han ido proporcionando nuevas perspectivas teóricas al fisioterapeuta pediátrico y un cambio considerable en la práctica pediátrica. Por ello es necesario estar al día de las teorías e investigaciones actuales, que nos ayudarán a ser más eficaces en los objetivos y en la planificación de las distintas estrategias terapéuticas.

Cada niño es un mundo y tiene unas necesidades diferentes, por ello el tratamiento debe ser individualizado. No se desarrolla a nivel motor por etapas secuenciales exactas, por tanto hacemos énfasis en el desarrollo motor normal del niño dependiendo del niño, de su lesión y los medios para ayudarle.

Para un niño con discapacidad son esenciales las oportunidades que le ofrece el entorno, como la familia, el colegio,etc. Por ello, el fisioterapeuta involucra a los padres en su tratamiento de forma que sin bombardear a la familia con ejercicios, intentará que éstos entiendan las estrategias terapéuticas y las + formas de manejo para que, dentro del entorno familiar, se planteen los objetivos. Estas indicaciones dependerán de la edad, del nivel de afectación, del tipo de colaboración y del estado de alerta del niño.

¿A quién atendemos?:

Atendemos a bebés, niñ@s y adolescentes con:
  • • Lesión del Sistema Nervioso Central:

  • - Parálisis cerebral infantil.
    - Ataxias o problemas de equilibrio por disfunción cerebelosa.
    - Agenesias del cuerpo calloso.
    - Traumatismos Cráneo Encefálicos
    - Síndromes genéticos.
    - Espina bífida.

  • • Parálisis braquial obstétrica.
  • • Enfermedades neuromusculares: distrofias musculares, atrofia muscular, síndromes, etc.
  • • Luxación congénita de cadera.
  • • Tortícolis muscular congénita.
  • • Trastornos del pie y de la marcha.
  • • Niños prematuros.
  • • Retrasos psicomotores.
  • • Problemas del aparato respiratorio.
  • • Problemas de cólicos, gases o estreñimiento.
  • • Deformidades estructurales como escoliosis


¿Qué ofrecemos?:

  • • Evaluación del niñ@. Antes de empezar con el tratamiento, realizamos una valoración exhaustiva que nos permita objetivar los resultados obtenidos con la terapia. Esta valoración incluye: motricidad gruesa, habilidad manual, equilibrio, estado músculo-esquelético, tono muscular, sensibilidad, etc. Todas ellas realizadas con escalas validadas a nivel internacional y elegidas para cada individuo en función de sus necesidades.

  • • Atención Temprana: conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos. Estas intervenciones deben considerar la globalidad del niño. El sistema nervioso se encuentra en la primera infancia en una etapa de maduración y de importante plasticidad. La situación de maduración condiciona una mayor vulnerabilidad frente a las condiciones adversas del medio y las agresiones, por lo que cualquier causa que provoque una alteración en la normal adquisición de los hitos que son propios de los primeros estadios evolutivos puede poner en peligro el desarrollo armónico posterior, pero la plasticidad también dota al Sistema Nervioso de una mayor capacidad de recuperación y reorganización orgánica y funcional, que decrece de forma muy importante en los años posteriores.
    La evolución de los niños con alteraciones en su desarrollo dependerá en gran medida de la fecha de la detección y del momento de inicio de la Atención Temprana. Cuanto menor sea el tiempo de deprivación de los estímulos mejor aprovechamiento habrá de la plasticidad cerebral y potencialmente menor será el retraso.
    Para conseguirlo, desde la fisioterapia se utilizarán las estrategias terapéuticas necesarias para motivar al niño con el objetivo de desarrollar al máximo sus capacidades cognitivas, físicas, emocionales y sociales.

  • • Estimulación precoz de niños con retrasos madurativos o síndromes

  • Realización de adaptaciones posturales en yeso y asesoramiento sobre la necesidad de ayudas técnicas.

  • Aplicación de kinesiotaping específico en pediatría.

  • • Fisioterapia respiratoria: La necesidad de una intervención precoz de la Fisioterapia en Patología Respiratoria del niño, es cada vez más justificada por su eficacia.
    La incidencia de enfermedades respiratorias infantiles va en crecimiento por varios factores: Los agentes patógenos evolucionan y son cada vez más víricos y menos bacterianos; progresos de la reanimación neonatal; factores ambientales (contaminación, causas atmosféricas, tabaquismo pasivo) y estilos de vida (vivir en comunidad favorece la dispersión de patologías, tipo de calefacción doméstica, hacinamiento familiar).
    La estructura de su aparato respiratorio, en desarrollo, junto a la predisposición genética, hace al niño más vulnerable frente a las infecciones respiratorias; de las cuales las más frecuentes y graves, suelen ser las bronquiolitis y las neumopatías. El objetivo fundamental de la Fisioterapia Respiratoria es la lucha contra la obstrucción bronquial y la distensión pulmonar, excluyéndose los factores estructurales o anatómicos de origen tumoral o malformativos.

  • • Masaje infantil: El masaje infantil es una antigua tradición en muchas culturas del mundo que se ha transmitido de madres a hijas y que ha sido redescubierta en Occidente. Muchos estudios de investigación revelan la necesidad del contacto afectivo como parte fundamental de los primeros años de vida, y el masaje infantil es uno de los más agradables, y fáciles métodos para establecer este primer contacto.
    Es una técnica sutil, tierna y agradable, que por medio de la estimulación táctil nos permite comunicar de una forma intensa con el mundo corporal y emocional del niño. Además de tener numerosos beneficios como la ayuda en los cólicos del lactante, gases y estreñimiento.